RC D&O

La responsabilidad civil de altos cargos es también un riesgo porque afecta directamente a la empresa. Su patrimonio está expuesto de forma especial pues sus decisiones tienen una fuerte repercusión sobre los activos y resultados de la empresa.

Los administradores y consejeros de las sociedades son legalmente responsables tanto de los errores como de la omisión de la gestión en la sociedad. Son responsables personal, solidaria e ilimitadamente.

El seguro de Responsabilidad Civil de D&O (Consejeros y directivos) está dirigido a gerentes, directivos, consejeros o administradores de empresas, tanto grandes como pequeñas. Estas empresas deben garantizar su responsabilidad personal y proteger su patrimonio frente a reclamaciones de terceros. Por ejemplo, de proveedores, acreedores, empleados, accionistas… derivadas de sus decisiones empresariales.

Lo básico de este seguro para consejeros y directivos es que soporta los gastos de defensa y las posibles indemnizaciones a que se condene por la realización de un acto incorrecto. Ya sea por errores o por omisión. Es una responsabilidad exigida por la propia sociedad, socios o acreedores.

Igual que has asegurado la responsabilidad civil de tu empresa por su actividad, ¿qué pasa con tu responsabilidad civil individual? ¿Vas a poner en juego tu patrimonio privativo?

La decisión es sencilla, sí o sí.