Comunidades

Cada inmueble es diferente y sus propietarios también, por este motivo, el seguro de comunidad tiene que ser el adecuado para cada comunidad. Este seguro puede evitar que se enturbien las relaciones entre los vecinos, trasladando los problemas a una entidad aseguradora que será la que se encargue de todo para que los vecinos no tengan que preocuparse por estas cuestiones.

El seguro comunitario se puede confeccionar según preferencias y preocupaciones, y podemos partir desde una cobertura básica que es el incendio, hasta cubrir la reclamación a propietarios morosos, o contratar solo la cobertura de responsabilidad civil. Todo lo que la comunidad desee, el seguro comunitario se lo concede.

Solo aquello que la comunidad quiera, para que los vecinos no se preocupen por ello.